PERLAS DE MÉXICO 1986

"Perdón, Bilardo", una joya del archivo

29 de junio de 2020 - 08:59 hs

Durante el período 82-86, el DT recibió presiones de la política nacional. Funcionarios y el mismo presidente de la Nación protagonizaron reuniones y conversaciones donde se pedía su renuncia. Segundos después de terminado el partido contra Alemania y con la consagración argentina consumada, ocurrió un diálogo imperdible que recuperamos en DEPORTV. Además de esa comunicación realizada a través de ATC, accedimos a imágenes poco difundidas de la entrega de la copa y a una entrevista imperdible entre el entrenador y Víctor Hugo Morales.
Las imágenes salieron al aire hace exactamente 34 años, aquel 29 de junio de 1986, en la pantalla de ATC para no verse muchas veces más. Son, literalmente, joyas del archivo que grafican el sentir de todo el país segundos después de la consagración mundial en México 1986.

Son poco más que veinte minutos, pero allí se observan imágenes muy poco comunes. Allí se puede ver a un juvenil Joseph Blatter corriendo a un Diego Maradona que acababa de recibir la copa del mundo. El diálogo entre el por entonces Presidente de la Nación, Rául Alfonsín y Carlos Salvador Bilardo, ubicado en plena platea del Estadio Azteca después de la conferencia de prensa luego de la final. Y finalmente, un joven Víctor Hugo Morales , quien prefirió compartir su espacio y su nota exclusiva con el flamante entrenador campeón con el resto de sus colegas, entre los que se destacan Macaya Márquez, Muñoz y Mauro Viale.

 

 
El cruce satelital entre Alfonsín y Bilardo minutos después del 3-2 sobre Alemania, es una joyita de archivo. "En el fútbol como primeros del mundo, manifestación que pone de relieve que no solo somos buenos deportistas, habilidosos e inteligentes sino que también tenemos hidalguía y comportamiento ejemplar", arranca el mandatario, quien luego aprovecha para -a su manera- disculparse por algún desencuentro en la previa del certamen. "Lo felicito, sé que... Usted sabe como son las reglas del juego. Hay buenas y malas, ha pasado de todo, pero los resultados han sido insuperables".

Hábil declarante, el director técnico respondió como un verdadero campeón. "Estamos contentísimos, agredecemos sus felicitaciones y las haré extensivas a todo el plantel. Argentina se ha destacado no solo en la parte deportiva, sino también en la parte de la humildad, la conciencia. Ha mostrado querer defender la bandera argentina, todos los jugadores se han brindado por ello y hemos dado una gran imagen a todo el mundo. Todos reconocían cómo se comportó este equipo en la cancha. A todo el fútbol argentino muchas gracias. Yo no soy un hombre que no busco revancha. Quédese muy tranquilo. Tratamos de inculcar siempre que no existe la revancha. Hay que mirar siempre para adelante para que nuestro país siga adelante".

Llega entonces la devolución de gentilezas por parte del político oriundo de Chascomús: "Sin dudas que es así Bilardo, estoy convencido que ustedes han sido ejemplo. Y también nos han dado alegrías, que es lo que necesitamos. Se dice que somos bastantes melancólicos y que en situaciones como éstas donde todavía tenemos que superar muchos problemas necesitamos alegrías. Y ésta la han brindado a todos los argentinos. Y se siente así, sin distinción de ideologías, ni de partidos políticos, ni de ningún otro tipo de división. Aquí están como ustedes se imaginan en Buenos Aires, en la ciudades, en los pueblos".
 
 

 
Turno en el diálogo para el recuerdo para Daniel Passarella, quien se perdió el mundial por su recordada afección médica y Bilardo hace extensivo el reconocimiento también para otros jugadores que participaron del proceso y quedaron fuera de la convocatoria final como Dertycia, Ponce, Camino y Trossero.

"Es el momento de la unión, eso es lo lindo. Este grupo quiere que el argentino se una. Acá hay gente de Boca, de Chacarita, de Estudiantes, pero queremos un solo grito. Argentina y nada más. Nosotros tenemos que vivir la emoción de ser campeones mundiales, saber que el mundo nos está mirando. Por eso tenemos que estar muy unidos", dice envalentonado Bilardo al tiempo que Alfonsín redobla la apuesta: "Fíjese que además, no solo representamos a nuestro fútbol. Sino que representamos también al futbol de Latinoamérica, una Latinoamérica que por fin ha entendido la necesidad de integrarse. Estoy seguro que en Brasil, en Perú, en Uruguay y aquí en las calles están hermanadas las banderas. Todos los países de Latinoamérica han estado cinchando para nosotros y deseando que dejemos bien elevado al fútbol sudamericano, así que ese es otro galardón que debemos sumar a nuestra satisfacción".

Sobre final llega una de las grandes definiciones del DT. "Estos jugadores fueron ejemplo de la juventud. Hablé con Maradona hace tres años, hace dos años. Él estuvo treinta días concentrado sin pedirme ni un minuto de permiso. Jamás me ha dicho 'quiero salir'. Y como él todos nuestros jugadores. Entonces la juventud tiene que entender que si el Número 1 del mundo quiere trabajar, quiere concentrarse, quiere hacer las cosas como se tienen que hacer y todas las otras personas que están en la delegación tienen una forma de vivir que es la ideal para seguir adelante, todos tenemos que seguir esa senda".

El saludo final es bien protocolar. Alfonsín se encarga de enviarle el reconocimiento del gobierno y todo el pueblo argentino mientras Bilardo agradece y saluda para luego quedar envuelto en una marea de periodistas.
 

 

"EN EL MOMENTO DE SALIR CAMPEÓN SÓLO PENSÉ EN ZUBELDÍA"

Tras la charla con Raúl Alfonsín, todo parecía indicar que Bilardo iba a ser devorado por periodistas de todo el mundo en pleno Estadio Azteca, pero allí apareció con todo su oficio Víctor Hugo Morales, por aquel entonces enviado especial de Radio Argentina, para asumir el rol de coordinador.

El uruguayo, quien cedió parte de este material a DEPORTV para su difusión, le cede lugar a un joven Enrique Macaya Márquez quién provocó una de las pocas lágrimas que se le conocen a Bilardo en los medios: "En este momento no pienso en mi familia, en nada. Pienso en Zubeldía. Yo creo que  siempre estuvo al lado mío, desde que falleció. Él tendría que estar acá".

Luego llegaría el pase a Mauro Viale, Daniel Cañete Blanco y Hugo Molfesa en los estudios de ATC, unos breves saludos y luego aparecería José María Muñoz, quien después de una larga exposición dio pie a la última afirmación de Bilardo: "Argentina tiene otra imagen, siempre fue protagonista. Ganó siempre, empató un sólo partido y se destacó lo extra deportivo por como convivió con la gente de México". Una verdadera joya perdida en el archivo que finalmente, 34 años después, vuelve a salir a la luz gracias una vez más, a la generosidad de Víctor Hugo Morales entregando su archivo personal, en este caso en manos de su equipo de producción coordinado por Julián Capasso.

Buscar

V
BUSCAR