INTERÉS GENERAL

Running: Tips para combatir el frío

16 de julio de 2018 - 11:53 hs

​El frío no debe ser una excusa para dejar de correr. Al contrario, sin tanto calor muchos entrenamientos pueden salir mucho mejor que el verano. Claro que para poder disfrutar de una salida con bajas temperaturas es indispensable pensar bien qué ropa llevar para la actividad y también qué llevar para el post, que será fundamental para evitar enfriamientos y resfríos.
De elegir los implementos necesarios y estar atentos a los detalles dependerá cuánto se pueda disfrutar de un trote o una carrera en época invernal. La cantidad de ropa correcta, el tipo de indumentaria adecuada y, un dato importantísimo, no subestimar la hidratación.

Si las temperaturas son muy bajas, lo recomendable es recurrir a 3 capas, algo comúnmente conocido como “vestirse como una cebolla”. Es clave que todo sea liviano y de materiales técnicos. Y se debe tener en cuenta que a medida que se suman minutos y kilómetros, el cuerpo tiende a aumentar su temperatura, por lo que si se lleva mucha ropa es probable que después haya que quitarla para no transpirar de más. Por eso es ideal que las prendas elegidas además sean de tamaño pequeño que puedan llevarse fácilmente.

* La primera capa debe ser una remera o camiseta de mangas largas muy respirable. Si es de características térmicas mejor, con el fin de aislar el frío. Su función es que al transpirar la humedad se evapore rápidamente y no moje la piel. La clave es usar siempre materiales sintéticos como poliéster o polipropileno. Se debe evitar la utilización de prendas de algodón en la capa más cercana a la piel. Al ser una fibra natural, absorbe la humedad del cuerpo y demora mucho en secarse.

* La segunda capa debe tener las mismas características que la primera: respirabilidad. Pero al mismo tiempo que genere calor en la zona del pecho: un chaleco sin mangas o con mangas livianas que no compliquen la movilidad de los brazos ni compriman el torso.

* En caso de que sea una jornada muy fría, se puede agregar una tercera capa de ropa: una campera rompevientos liviana que además permita evaporar la transpiración. En caso de lluvia, debería además ser impermeable, pero siempre de una tela que permita la respirabilidad. Si condensa el sudor entonces mojará más que la lluvia en sí.

* Lo más importante es mantener el calor en la parte superior del cuerpo, por eso la elección para las piernas es según el gusto de cada uno. Mucha gente prefiere shorts porque las calzas largas comprimen y quitan movilidad. De todos modos, la tela de las prendas para el tren inferior también debe ser respirable, liviana y de material sintético. El algodón, al mojarse, además le agrega peso.

* La protección de manos y cabeza tampoco puede quedar afuera de la consideración: lo ideal es un gorrito y guantes para retener el calor del cuerpo. También un buff para cubrir el cuello y la zona de nariz y boca de ser necesario.

* No olvides llevar hidratación y, en caso de tener que viajar para regresar al hogar, también algo de ropa para cambiar inmediatamente la que está transpirada, para evitar que se seque sobre la piel.

Buscar

V
BUSCAR