FÚTBOL FEMENINO: NOTA CON BETTINA STAGÑARES

Las directoras técnicas se organizan: "Ahora nos toca a nosotras"

1 de octubre de 2019 - 12:11 hs  |  Luty Gargini

El 23 y 24 de agosto se llevó a cabo en la provincia de Santa Fe el primer Congreso Nacional de entrenadoras. Fue organizado en conjunto por ATFA y la Liga Santafecina y contó con la presencia del presidente de AFA, Claudio "Chiqui" Tapia. El encuentro dejó varias claves sobre las que comenzar a hacer foco y pensar a futuro, y por eso hablamos con Bettina Stagñares, ex entrenadora del equipo de Estudiantes de La Plata y actual coordinadora de su fútbol femenino.
El fútbol femenino no debe ser observado únicamente dentro de los límites de las líneas de cal del campo de juego. A su alrededor funcionan muchas áreas, imprescindibles para el desarrollo de la disciplina, que merecen ser atendidas y mejoradas. Por ejemplo, los cuerpos técnicos y las posibilidades de acceso a los mismos que se le brinda a las mujeres entrenadoras.

En Argentina, la proporción entre directoras técnicas y directores técnicos es tremendamente desigual. Según datos de la Asociación de Técnicos de Fútbol Argentino, del total de personas con título habilitante para desempeñarse en ese puesto, la cantidad de mujeres no llega al 1%. Es menester aclarar, aunque parezca obvio, que este defasaje no se basa en las capacidades físicas, técnicas o teóricas de unos y otros, sino en una cuestión estructural que traslada las brechas de género a todos los ámbitos de la sociedad. De la urgencia por comenzar a prestarle atención a un puesto tan clave es que surgió el primer Congreso de Entrenadoras de Argentina, llevado a cabo el 23 y el 24 agosto en Santa Fe.




"En la Comisión de Fútbol Femenino de ATFA apostamos a desarrollar una estructura y plataforma a futuro para nosotras, las Directoras Técnicas, y acompañamos la lucha de jugadoras para que ocupemos lugares en el fútbol en igualdad de género", manifestaron desde la Asociación de Técnicos de Fútbol Argentino.

Las jornadas del encuentro estuvieron divididas en dos partes: charlas teóricas por la mañana y actividades prácticas por la tarde. Participaron como disertantes tanto entrenadoras, como ex jugadores, profesores, periodistas y árbitros, entre otros.

A su vuelta de Santa Fe, hablamos con Bettina Stagñares, ex futbolista y ex entrenadora del equipo femenino de Estudiantes de La Plata, donde actualmente se desempeña como Coordinadora de la disciplina.

¿Cómo nace la idea del primer Congreso de Entrenadoras? ¿Se dio desde el marco institucional o debieron empujarlo ustedes?

La idea de organizar el primer Congreso era algo que nos venía dando vueltas hace un tiempo. Se dio la oportunidad de conectarnos con el Secretario General de ATFA, Victorio Cocco, y le planteamos esta inquietud. A él le pareció que era algo que iba a dar resultado, así que abrió las puertas de la institución y a través de ella, con el respaldo que estábamos necesitando, pudimos lograrlo.
 
¿Cómo están organizadas las entrenadoras en Argentina?

Las entrenadoras en Argentina son solo 151 y no están organizadas. No hay una organización. De todas maneras, cuando empezamos a recorrer este camino con las Directoras Técnicas, yo pensaba que éramos menos. Quedó claro en el Congreso, cuando empezamos a conversar sobre nuestras historias personales, que estábamos trabajando cada una por su cuenta. Y por eso creo que uno de los objetivos se cumplió, que era ese: juntarnos y empezar a trabajar en conjunto.
 
¿Cómo creés que influyeron el movimiento de mujeres y la coyuntura que atraviesa el fútbol femenino en la gesta de este Congreso?

Yo creo que el movimento no solo influyó para que el Congreso de Entrenadoras se pudiera concretar. Influyó en todo el fútbol en su conjunto a partir de la semiprofesionalización que se anunció este año. Creo que nos ha dado un empuje muy importante y bueno, ahora nos animamos. Vamos por lo que todavía le falta a las las jugadoras y vamos también por las directoras técnicas. Para reorganizarnos, para reordenarnos y para poder también tener una fuente de trabajo.
 
¿Qué es para vos lo más destacable que le dejó este encuentro en Santa Fe al colectivo de entrenadoras?

Lo más importante que rescato del Congreso es la avidez que se mostró de saber, de capacitarse, de querer interiorizarse sobre absolutamente todo lo relacionado a la actividad. Yo creo que este primer objetivo fue cumplido. Juntar a muchas directoras técnicas de todos los puntos del país, hacerlo bien federal, conocer las problemáticas y comenzar a trabajar en conjunto a partir de eso en capacitaciones y especializaciones que, supongo yo, ya vendrán para el año que viene.
 
¿Cuáles son las principales problemáticas que tienen las entrenadoras de fútbol, en tanto mujeres trabajadoras de un deporte esencialmente pensado para varones?

La traba principal que tienen las entrenadoras para poder dirigir es que no se abren los lugares. Los espacios de decisión, en este caso los de las direcciones técnicas de fútbol, siguen siendo manejados en mayoría por varones. Hoy nuestra liga profesional cuenta con cuatro directoras técnicas solamente. Ese número marca a fuego la problemática que tenemos: que quienes deciden, todavía no se concientizan, no entienden o no quieren que las mujeres también podamos dirigir fútbol. Y estamos totalmente capacitadas para hacerlo, tanto para dirigir mujeres como para dirigir varones.
 
Como ex jugadora, entrenadora y actual coordinadora, ¿cuál creés que debería ser el próximo paso que debería dar el fútbol femenino en nuestro país?

Creo que lo que está faltando, con todo esto de la semiprofesionalización, es que se complete la palabra y se complete la acción. El fútbol femenino no puede ser llamado profesional porque hay obligación de firmar únicamente 8 contratos. El fútbol es de once, además de las suplentes, en plantillas de entre 30 y 35 jugadoras. El momento en el que esas 35 jugadoras firmen un contrato y las estructuras de los clubes tengan las mismas comodidades que las de los varones, llámese vestuario, cancha propia y demás, ahí podremos decir que la misión está cumplida. Mientras tanto, seguiremos peleando para eso.
 
¿Qué expectativas tenés para el conjunto de las entrenadoras en el corto y mediano plazo?

Las expectativas con mis colegas son muchas. Hay mucho para trabajar. Esto es el inicio. Hay mucho por desandar en un camino que tenemos bastante allanado con esta visibilización que se les está dando a las jugadoras. Ahora nos toca a nosotras marcar el camino para que las directoras técnicas sean visibilizadas en el deporte.

Luty Gargini
En Twitter @lakolombina

Buscar

V
BUSCAR