ENTREVISTA COMPLETA

Estefanía Banini: “Ojalá nosotras marquemos una diferencia para que las nenas puedan vivir otro camino”

21 de noviembre de 2020 - 16:25 hs

La histórica jugadora de la Selección Argentina y actual figura del Levante, pasó por #FUTBOLenDEPORTV y tocó un montón de temas. Su sueño de jugar a la pelota desde pequeña, la experiencia de jugar en ligas internacionales, el conflicto con el actual cuerpo técnico del seleccionado y mucho más. 
“Cuando dije que quería jugar al fútbol tenía 5 años. No puedo creer la convicción que tenía a esa edad. Me ofrecieron practicar otros deportes que ni conozco y yo decía que no”. Estefanía Banini se suelta y habla sin tapujos. Dice lo que siente con una naturalidad tan fresca como su manera de jugar en la cancha. 

La "10" de la Selección de los últimos años y emblema en el Mundial de Francia habló de todo mano a mano con Agustina Vidal, en un nuevo capítulo de #FUTBOLenDEPORTV a través de nuestras redes sociales. Volvé a ver y escuchar la charla completa. 




Las frases más destacadas que dejó Banini en #FUTBOLenDEPORTV:

Sobre la campaña de Martina Raspo y de todas aquellas nenas que piden jugar a la pelota y no las dejan. “Da muchísima impotencia. Estamos buscando ese cambio, para que eso deje de pasar. En lo personal, quiero que todas esas nenas no tengan que vivir lo que yo viví y tengan un camino más limpio. Seguro se les presentarán temas, pero no de discriminación, de organización”.

¿Es irse a jugar afuera la solución? "Hoy por hoy sí. Lamentablemente. No es lo que me hubiese gustado. Me hubiese gustado estar con mi familia. No tener que irme de mi país lejos de mi familia, lejos de mis amigos, para crecer. Pero hoy por hoy, lamentablemente, el camino está en otros países. En Argentina todavía no lo encontramos, no llegamos a las mínimas exigencias y quienes quieren avanzar en esta carrera se tienen que ir”.

“En Argentina no es profesional. Profesional es cuando vos podés vivir al 100% de eso. Quisiera saber cuántas chicas pueden hacer la rutina de ir a entrenar, volver, descansar, ir al gimnasio, volver y cenar. Hoy pocas pueden hacer eso”.

“Que se haya profesionalizado porque se ha puesto un mínimo de salario sí, es un avance y hay que agradecerlo. Pero nos falta mucho para que sea profesional”.

“En Copa América (Chile 2018) había un par de jugadoras que teníamos la experiencia de estar fuera y no podíamos creer las diferencias que había. Nos parecía insólito todo lo que pasaba. Era una Copa América que nosotras un día antes de jugar contra Brasil discutíamos qué podíamos cambiar todas juntas para pelear por una cosa, para pelear por otra. Creo que eso nos dio la fuerza para clasificar al Mundial. Estábamos solas”.

“Fueron tantas cosas, tantas cosas. Desde la ropa que era enorme, las zapatillas que estaban usadas de anda a saber cuánto tiempo. Eran los números que había y vos te tenías que poner lo que había. Nos daba bronca porque sabíamos que nos podían dar otra cosa. La gente no sabía que estábamos jugando algo tan importante. Fueron tantas cosas que nos llevaron a hacer ese reclamo para ser vistas de alguna manera”.

“Ojalá nosotras marquemos una diferencia para que las nenas puedan vivir otro camino”.

Sobre la anécdota post Argentina vs Escocia, cuando se subieron al micro después del vestuario y se bajaron a saltar y festejar con la gente: “Fue ver a toda esa gente que nos estaba apoyando y ver tanta ilusión. Había muchas nenas y veíamos la ilusión en ellas de que habíamos ganado. La verdad no ganamos nada, pero nos sentimos ganadoras por poder reflejar esa lucha de gente humilde que iba en desventaja a un Mundial”. 

“No pensé que la charla iba a ser un antes y un después de mi carrera en la Selección. Si queremos crecer hay que marcar ciertas cosas. Hay que decirlas para que se puedan solucionar. Tenemos que mejorar de esa manera”.

“Ahora estaré debajo de ese micro, pero sigo siendo la misma, sigo queriendo lo mejor para la Selección. No sabía que me iba a marcar un antes y un después porque yo sigo siendo jugadora, sigo entrenando, sigo siendo profesional en lo mío y bueno son las decisiones de otras personas que hace que yo no esté”.

“Sentíamos que seguíamos solas en un Mundial. Seguíamos solas en cuanto al cuerpo técnico. Era muy feo sentir que estábamos a la deriva, que no sabíamos qué hacer o cómo salir a jugar”.

“Cada citación nosotras la pasamos mal. Porque queremos estar ahí, porque queremos seguir defendiendo esa camiseta pero no vamos a cambiar lo que pensamos. Tiene que haber un cambio, de eso no tenemos ninguna duda y estoy segura que las que están piensan lo mismo pero ya vieron cuáles son las consecuencias. Se entiende que estar en la Selección haga que tengan ese miedo. Es lamentable, es lamentable que te dejen fuera por decir lo que hace falta para seguir creciendo”.

Sobre lo que quiere después de su etapa como jugadora: “No sé qué tendría que ser pero sí me gustaría que el fútbol femenino cambie y entiendo que para eso tendré que tener algún cargo. Realmente ese es mi deseo y me encantaría buscar el camino para poder el día de mañana tomar el camino que ayude a esto que tanto amamos.”

“Dalila (Ippolito) tiene mucho futuro. Solana (Pereyra) también. La verdad que son jugadoras muy buenas”.

Buscar

V
BUSCAR