#PARALIMPICOSenDEPORTV

Enrique Plantey, una historia de deporte y superación

28 de febrero de 2018 - 17:30 hs

Sobrevivió a un accidente en el que perdió a su papá y a uno de sus hermanos y logró convertir esa fatalidad en un ejemplo de vida. El año pasado fue premiado por su capacidad para sobreponerse a la adversidad y este año representa a Argentina en el certamen de Pyeong Chang 2018.
Enrique es un hombre inquieto. Veinticinco años después del accidente que lo obligó a trasladarse en silla de ruedas para el resto de su vida, se mueve con soltura por los adoquines del Microcentro, al que viaja todos los días para trabajar en el Consejo de la Magistratura porteño.

Su historia es dura pero con destino de superación. Una mañana de domingo de 1993 Plantey transitaba por una ruta de Neuquén, su provincia natal, junto a su padre y uno de sus hermanos, Nicolás. En su trayecto se cruzaron con unos conocidos y decidieron parar a charlar a un costado de la banquina. En ese momento, una camioneta que pasaba por ahí sufrió un desperfecto y los atropelló a los tres. Su papá y su hermano fallecieron en el acto. Él sobrevivió, pero sufrió una lesión medular definitiva que lo llevó a una internación de cinco meses.

Años después, su realidad es otra. “Creo que la idea de la discapacidad es una construcción más social que individual. Si cambiamos la visión de que una persona que está en silla de ruedas tiene un problema, si eliminamos esa carga, hoy no llamaría tanto la atención que yo esquíe". Así hablaba Plantey el año pasado, cuando la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil lo reconocía por su "ejemplo de esfuerzo, superación personal y participación activa en su comunidad".



La historia de Enrique tiene varios hitos. Su camino de reconstrucción comenzó cuando, tras el accidente, se trasladó cuatro meses a Cuba junto a su mamá para rehabiitarse. Las ocho horas de entrenamiento diario de aquel momento le sirvieron para sentir que volvía a mover su cuerpo y cambiar su cabeza de cara al futuro.

Este proceso fue acompañado también en la escuela. Su profesor de Educación Física, Raúl, nunca permitió que la silla de ruedas fuera un impedimento en las actividades y fue clave en la motivación que más adelante impulsaría a Enrique a entrenarse y competir.

Pero el momento más importante fue en San Martín de los Andes, durante un viaje que había emprendido junto a unos amigos. En esa ciudad, Plantey fue abordado en una confitería por la jefa del equipo argentino de esquí adaptado que lo invitó a participar de una clínica. 

Un año después, en 2010, se acercó al Comité Olímpico Argentino en busca de nuevos desafíos. Viajó a Norteamérica para la clasificación médica, le asignaron su categoría y desde ese entonces representa a la Argentina en la disciplina de esquí adaptado.
 
Su primera experiencia olímpica llegó en Sochi 2014, donde viajó como único representante de nuestro país. Si bien sabía que no podía aspirar a la consagración, aquel certamen le sirvió para medirse a sí mismo y prepararse para lo que vendría.

Este año, participa de los juegos de Pyeong Chang junto a Carles Codina (snowboard).
Enrique sabe que esta vez puede esperar mucho más que en Rusia: "quisiera estar entre los ocho primeros y llevarme un diploma", afirma confiado.

Los Juegos Paralímpicos de Invierno están en DEPORTV. No te pierdas el resumen en VIVO, todos los días, a partir de las 13hs. 
 

Buscar

V
BUSCAR