El surf, un deporte con más de 500 años de antigüedad

6 de January de 2017 - 16:33 hs

El imaginario popular tiende a pensar que esta disciplina fue creada en tiempos no muy lejanos y en las playas de Hawaii. Sin embargo, tiene un origen en épocas mucho más añejas, incluso anteriores a las de otros deportes más masivos. 
Si hablamos del surf como deporte, inmediatamente lo relacionamos con el estilizado aspecto de los que lo practican, la moderna vestimenta deportiva y la decoración de su tabla, casi siempre con algún motivo particular de cada competidor. Esto nos hace pensar que subirse a una tabla para desafiar las olas es una actividad bastante moderna. Además, se suele creer que tuvo su nacimiento en Hawai, ya que fue el lugar desde donde se dio a conocer al mundo. Sin embargo, esta disciplina es mucho más antigua que otras y los primeros en hacerlo no eran precisamente hawaianos.

La creación del surf, en realidad, se sitúa en la América precolombina, es decir antes de la llegada de Cristobal Colón a América en 1492. Pueden dar fe de esto los huacos (piezas de cerámica trabajadas por las culturas antiguas, como los incas) que se hallaron en el norte de Perú y que representan hombres subidos en pequeñas tablas.

Cuando los europeos llegaron a Hawaii, en 1778, el surf era ya parte muy importante de la cultura y estilo de vida de sus habitantes. Los nobles se ganaban el respeto de los demás demostrando sus aptitudes sobre las olas; estos tenían playas privadas en las que tan solo ellos podían surfear y era considerado una falta muy grave que alguien que no fuera distinguido hiciera esta actividad en esa zona.

Se hacían algunos rituales para dar gracias por las olas o pedir que vinieran con buena altura en épocas de mar calmo; también había rituales para bendecir las nuevas tablas de surf. Los nobles surfeaban de pie en tablas que podían medir hasta 7 metros, el pueblo llano surfeaba tumbado o de rodillas en tablas de hasta 3 metros. Dado el carácter aislado del archipiélago hawaiano, cualquiera podría pensar que el deporte de la tabla se originó allí o en Polinesia, cuna de sus primeros habitantes. ¿Cómo habría llegado el surf desde Perú hasta Hawai? Los hawaianos, intrépidos navegantes capaces de recorrer grandes distancias en sus barcas, habrían tomado contacto con los antiguos habitantes de Perú y adoptaron así el deporte en cuestión para practicarlo en sus islas.

Más tarde, los colonizadores británicos que fueron arribando a las islas hawaianas durante los siglos XVIII y XIX, habrían impuesto su particular manera de ver la “moralidad”. Para ellos cualquier tipo de comportamiento indígena, desde pasear por la playa sin apenas ropa hasta subirse en una tabla en el mar, era algo inmoral. Así que el surf fue prohibido. Así fue entonces que hasta principios del siglo XX no se produjo el renacimiento del deporte. El nadador Duke Kajanamoku, aprovechando su fama como deportista de élite, fue el encargado de difundir la antigua práctica en ese territorio.

Entre los años 1910 y 1920, Duke viajó por el mundo, y allá donde iba hacía la demostración de surf. Incluso, en ocasiones, construía en directo la tabla con la que posteriormente cabalgaría entre las olas. Sus demostraciones causaron gran impacto en los asistentes y sirvió de mecha para que vuelva a encenderse el surf y consiguiera la expansión que luego alcanzaría a todas las partes del planeta. Es por eso que la mayoría cree que el surf tiene sus orígenes en Hawai, pero la historia habla de más de 500 años en que las olas tenían ya a algunos desafiantes.

Buscar

V
BUSCAR