Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016

El balance argentino en lo Juegos Paralímpicos de Río 2016

4 de January de 2017 - 14:16 hs

El Maracaná fue testigo de inicio y final de los Juegos Paralímpicos Río 2016. En el medio, once días de competencia donde los atletas y sus historias redondearon uno evento extraordinario, el primero de esta magnitud en América Latina.
Se apagó la llama en el Maracaná y con ella se terminaron los XV Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016. Durante los próximos cuatro años, las paraolimpíadas transcurrirán hasta que la cuenta regresiva llegue a cero y Tokio reavive el fuego. Aquí, en la “Cidade Maravilhosa”, se vivieron once días de competencia en los que el esfuerzo, el coraje, los sentimientos y la historia de cada atleta paralímpico terminaron por redondear unos Juegos excepcionales. China quedó en los más alto del medallero, con 107 de oro, 81 de plata y 51 de bronce. Gran Bretaña, al igual que en los juegos convencionales, se quedó con el segundo lugar (64-39-44), mientras que Ucrania cerró el podio (41-37-39) relegando a Estados Unidos al cuarto puesto.

Por el lado argentino la participación fue más que buena. El tercer día de competencia la rosarina Yanina Martínez se impuso en la prueba de los 100 metros llanos clase T36 y ganó la medalla dorada, cortando así una racha de 20 años sin conseguir esa presea. Ese mismo día, el joven de Zárate, Hernán Barreto, también en los 100 metros llanos de la categoría T35, se quedó con la de bronce.



Fue el mismo Barreto quien tres días mas tarde repitió el lugar en el podio al competir en los 200 metros de la categoría T35 y, por la tarde, otro Hernán, esta vez Urra, fue plata en lanzamiento de bala.

El cierre del medallero argentino estuvo a cargo de los Murciélagos, que venían a Río con el objetivo dorado (único palmarés pendiente), sin embargo Irán le puso freno a la ilusión y a través de los penales los mandó a definir el bronce con China. La selección argentina de fútbol para ciego soportó el revés y se subió al podio tras vencer a los asiáticos también en definición desde el punto penal.

A estas medallas, se suman los 35 diplomas, las marcas propias mejoradas, la primera vez del básquet femenino en silla de ruedas (con triunfo ante Argelia incluido), la histórica semifinal alcanzada por el equipo de bocha, el increíble desenlace en el que participó Mariela Delgado en ciclismo de ruta.



Además, Río de Janeiro, pese a que ninguno de los dos se animó a confirmarlo rotundamete, pudo ser el último Juego Paralímpico para los dos deportista argentinos adaptados más destacados de la historia. El nadador Guillermo Marro, quien participó de su quinto juego y logró meterse en la final de los 100 metros espalda en la categoría S7 y el mejor jugador de fútbol para ciego, Silvio Velo, que a los 45 años, fue referente indiscutido del bronce de los Murciélagos.

En la ceremonia de clausura, la gran cantante brasileña, Ivete Sangalo, con los temas “O Farol”, “Sorte Grande” y “Tempo de Alegria”, despidió los primeros Juegos Paralímpicos realizados en América Latina. A puro ritmo, a puro baile, como Brasil y su historia mandan.


 
Por Fabricio Espíndola, enviado especial a Río de Janeiro
En Twitter: @fabri_espindola

Buscar

V
BUSCAR