US OPEN

Del Potro derrotó a Federer y ahora irá por Nadal

7 de septiembre de 2017 - 08:01 hs

Juan Martín Del Potro (28 en el ranking mundial ATP) vivió otra jornada de gloria en Nueva York y eliminó esta madrugada a Roger Federer (3) para convertirse en uno de los semifinalistas de la edición 2017 del Abierto de tenis de los Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada. 
El tandilense exhibió un nivel superlativo y logró imponerse después de dos horas 52 minutos, con la siguiente progresión: 7-5, 3-6, 7-6 (10-8) y 6-4. 

El campeón del US Open 2009 tendrá ahora una difícil misión para volver a instalarse en la instancia decisiva en Flushing Meadows. Mañana viernes se topará con el español Rafael Nadal, número 1 del planeta tenis. 

Del Potro volvió a ganarle a Federer después de casi 4 años sin poder hacerlo (su anterior triunfo databa de la final 2013 de Basilea) y ahora achicó la estadística personal a 6-16. 

La otra semifinal será protagonizada también mañana por el español Pablo Carreño Busta (12mo. favorito) y el sudafricano Kevin Anderson (28vo. preclasificado). 

El encuentro arrancó a pura potencia, con dos jugadores enfocados en tratar de lastimar con golpes profundos.

Federer intentó no dejar jugar el revés del tandilense pero, a la vez, no se sintió cómodo con las derechas del argentino, que supo variar con un drive demoledor. 

Del Potro, además, contó con un aliado inestimable: su primer servicio. El campeón de la edición 2009 del US Open ganó el 84 por ciento de los puntos con su saque (20-24) y así el desarrollo se mantuvo por demás equilibrado. 

Con un revés paralelo que lastimó profundo, el argentino pudo nivelar la pizarra 4-4 y, después, maniató al de Basilea para ponerse 5-5, ganando su saque en cero. 

El tandilense aprovechó una doble falta del suizo y se puso 30-40, disfrutando de su primer break point en el duelo. Un passing a la carrera, cruzado, le permitió a Del Potro adelantarse 6-5.

Con su primer saque como estiletazo, el argentino logró conservar el servicio y se apoderó del set (7-5), luego de 42 minutos electrizantes en el Arthur Ashe. 

En el segundo capítulo, Federer dejó atrás el apuro por resolver y exhibió mayor paciencia. Eso le permitió al suizo asentarse en sus golpes (18 tiros ganadores), manejar la cancha con su muñeca excepcional y pudo quebrarle el saque a Del Potro, para situarse 3-1 en el tanteador.

Así, el número 3 del mundo pudo vivir su mejor momento en la noche, atacando por el revés al tandilense, que ya no tuvo un primer servicio tan eficaz y decreció en su ritmo. El suizo equilibró el choque, ganando 6-3 el set. 

En el comienzo del tercer parcial, Del Potro sacó renta máxima de una doble falta de su adversario y se anticipó 2-0. Volvió la potencia en su primer saque y el tandilense tomó ventaja 3-0 para que la concurrencia delirase en Flushing Meadows. 

El drive del suizo ya no asomaba tan ajustado y le costó mucho retener su saque para quedar 1-3. El argentino siguió aprovechando cada error de Federer y amplió la diferencia (4-1). 

Con la intención de que el partido no se le fuera cuesta arriba, el suizo se mostró más agresivo, quebró en el séptimo game y ganó ajustadamente con su servicio para equilibrar la pizarra (4-4). 
La paridad continuó siendo denominador común y fueron al tie break, tras empatar 6-6. 

En la definición rápida, los dos tenistas se “mataron a palazos”. Literalmente. Los dos apelaron a sus mejores armas; mientras Del Potro contó con la inestimable colaboración de un servicio quirúrgico, Federer se hizo fuerte con su revés. La tensión y los nervios iban de un lado a otro. 

El tandilense parecía nocaut con una doble falta que lo dejó 6-7. Pero enseguida metió una volea en la red y aprovechó una devolución fallida del suizo para quedar 10-8 en el tie break, tras levantar cuatro 'sets points'. Así, Del Potro se llevó un tercer capítulo por demás parejo. 

El cuarto continuó mostrando una escena similar. Los dos jugadores buscaron hacerse fuertes con sus respectivos saques, pero el control psicológico parecía en manos del bonaerense. Así, el europeo incurrió otra vez en la impaciencia y quedó 15-40, con su saque. Logró reaccionar, aunque falló una volea fácil para sufrir un 'break point', que fue aprovechado por Del Potro, con una perfecta derecha cruzada (3-2). 

El revés del tandilense se mantenía imperturbable, lo mismo que su saque para adelantarse 4-2 ante un Federer que, a veces, perdía el eje. Del Potro continuó haciendo daño con su derecha desde el fondo de la cancha. El argentino halló una devolución formidable para situarse 0-30 a favor y marcador 5-3. Pero Federer estiró la definición, con cuatro saques precisos. 

Pero al siguiente game, el tandilense mostró temple y autoridad para resolver el encuentro, clasificándose semifinalista. Como para soñar otra vez como hace ocho años. 

Fuente: Télam

Buscar

V
BUSCAR